Masajes

Podrás elegir desde el neurosedante (como caricias lentas y suaves), hasta las técnicas de tejido conjuntivo (intentando llegar a capas profundas), ya que a lo largo de los años he aprendido a aplicar distintas intensidades, a diferentes ritmos, para diferentes problemas, en diferentes personas...

El masaje es la base de la terapia manual y se pueden conseguir grandes cosas con él si se sabe bien como hacerlo, en que situaciones, con que otras técnicas manuales se puede combinar o qué tipo de masaje necesita la persona que se acaba de tumbar en la camilla.

Prueba un masaje conmigo y comprobaras los resultados. Tal vez tengas dolor de espalda, tal vez de cuello o de cabeza o simplemente sientes tu cuerpo comprimido o apelmazado. Pues para todas esas situaciones y muchas más, nos ayuda el masaje.

Espero y deseo que te decidas a probarlo. No te arrepentirás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario